Iara Pietricovsky, Presidenta de Forus

Al término del último Consejo de Forus, el Foro Internacional de Plataformas Nacionales de ONG, Iara Pietricovsky, directora ejecutiva de ABONG (plataforma de ONG brasileñas), fue elegida presidenta de la red. Pietricovsky pone de manifiesto aquí algunos de los desafíos actuales y futuros de la red.

Forus es una red que se ha venido forjando a lo largo de 10 años. La institución cobró fuerza en el momento en que se decidió cambiar la identidad de marca y se apostó por acoger a nuevos miembros. En su última Asamblea General celebrada en Santiago de Chile, reafirmamos nuestro compromiso con la democracia, con el marco de los derechos humanos y el pensamiento crítico, factores fundamentales para afrontar los enormes desafíos del mundo contemporáneo.

Vivimos tiempos difíciles. Por una parte, tenemos un mundo al borde de la quiebra de un sistema político con predominio autoritario y fascista (la no política); y de otra, una economía cada vez más neoliberal y totalitaria, que concentra riqueza y homogeniza. Por no hablar del riesgo inminente de las consecuencias del calentamiento del planeta.

Ante este preocupante escenario, el papel del Forus consiste, sobre todo, hacer hincapié en los principios inspirados en la Declaración de los Derechos Humanos, en el Pacto Internacional sobre los derechos económicos, sociales y culturales; en los acuerdos de la Agenda 2030 y en la biodiversidad y el clima. Asimismo, es necesario actuar con una agenda internacional positiva, distinta a las elaboradas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y tratar de recomponer el rompecabezas del poder en el mundo contemporáneo.

En este sentido, Forus pretende proponer un enfoque distinto sobre la política con el fin de transformarlo en un espacio real para la creación de valores, de ética, del derecho a la oposición donde los conflictos contribuyan a generar democracia. La democracia que queremos debe abarcar y valorar la diversidad, la participación, la igualdad, la libertad de ser y estar, y la libre circulación. No nos doblegamos a la servidumbre voluntaria provocada por el pánico de un mundo real que recurre a la violencia y la exclusión, y que nos inmoviliza. 

El papel de Forus es también el de buscar un lenguaje de comunicación inclusivo y global donde todas y todos se sientan reconocidos en sus singularidades. Forus pretende luchar contra las nuevas formas de dominación que surgen de las redes sociales y de las nuevas tecnologías de comunicación; por ejemplo, contra este fenómeno actual denominado «firehosing» (declaraciones incendiarias) con el uso masivo de «fake news» (noticias falsas), que constituye un riesgo real para las democracias.

Mantener el contacto con nuestras bases (organizaciones y representantes de la sociedad civil) es otra de las tareas pendientes de Forus. Para ello debemos encontrarnos cara a cara, gracias a nuestras formaciones, y realizar intercambios directos con nuestras partes interesadas; debemos continuar conectados para forjar lazos sólidos y cuidar los unos de los otros.

Igual de importante es profundizar en la Iniciativa Global de Forus, que pretende ser una de las contribuciones principales para contrarrestar la tendencia mundial y promover un entorno internacional favorable para la ciudadanía mundial, tanto en el ámbito político como en el financiero.

Vea a continuación el video de nuestra presidenta IaraPietricovsky presentando nuestra red y los principales desafíos de la sociedadcivil. ¡No dude en difundirlo ampliamente!