Por Oscar T. GAGUY – Secretario Administrativo de la CSCM (Costa de Marfil) 

El 24 de julio de 2012, en París, Costa de Marfil y Francia firmaron un acuerdo bilateral de condonación de la deuda marfileña tras la culminación de la iniciativa PPTE. Este acuerdo llamado ‘‘Contrato de Desendeudamiento y de Desarrollo’’ (C2D) concede un perdón de la deuda de 600.000.000.000 FCFA a Costa de Marfil y una donación de 1.900.000.000 FCFA en para financiar proyectos de desarrollo y de lucha contra la pobreza. El C2D es un mecanismo de condonación de créditos de Asistencia Pública para el Desarrollo (APD) gracias a una nueva financiación mediante subvenciones, vencimientos de la deuda pagada por Costa de Marfil.

I. El papel de la CSCM en el proceso de desendeudamiento y de desarrollo

La participación ciudadana es una promesa de desarrollo. En efecto, al finalizar los trabajos del 3er Foro de Alto Nivel sobre la eficacia de la Asistencia Pública para el Desarrollo, celebrado en septiembre de 2008 en Accra, Ghana, las OSC fueron admitidas en su condición de protagonistas junto a los actores estatales y los socios para el desarrollo. Esta disposición se volvió a confirmar en noviembre de 2011 en Busan, Corea del Sur, durante el 4º Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia del desarrollo.  

Partiendo de estas experiencias, el Convenio de la Sociedad Civil Marfileña (CSCM) lleva a cabo el Proyecto de Seguimiento Independiente del C2D en Costa de Marfil en colaboración con la Plataforma Francesa Deuda y Desarrollo (PFDD). 

II.  Del balance del primer año de seguimiento independiente realizado por el CSCM.

Para el año 2017, el CSCM ha elaborado su primer informe anual en el que se declara que la mayoría de los proyectos salidos se han realizado o están en proceso de realización. Sin embargo, ha detectado que existen grandes desafíos que pueden dificultar la ejecución satisfactoria de los proyectos. Se trata, entre otros, del traspaso de competencias a los agentes del Estado y a las colectividades descentralizadas así como la sostenibilidad de los proyectos. Para la Coordinadora del CSCM y el Portavoz de la Plataforma Francesa Deuda y Desarrollo, “la responsabilidad del Estado marfileño es prever en su presupuesto, en mayor cantidad y mejor que actualmente, todos los medios financieros que permitan garantizar la viabilidad, la sostenibilidad a largo plazo de todo lo que se construye y lo que se seguirá construyendo gracias al C2D. Nuestro deseo compartido es que las infraestructuras sociales pasen a ser operativas y puedan alcanzar un eficacia inmediata y sostenida”.  

Además, la CSCI y la Plataforma Francesa Deuda y Desarrollo se preocupan también por el nivel de endeudamiento masivo del país. El objetivo de la iniciativa PPTE, de la que surgió el presente C2D, era reducir la deuda de los países en crisis y hacer que su nivel de endeudamiento pasara a ser “sostenible”. Y sin embargo, “la deuda marfileña, que es de más del 40% de su PIB, aunque está en un nivel considerado razonable por el UMEOA, se ha multiplicado en estos últimos años. La deuda exterior, en particular, ha crecido un 202% desde 2012 (tras la condonación de la deuda en el marco del IPPTE), y se constata que recurre cada vez más a los Eurobonos y emisiones de bonos a tipos no concesionales. Este incremento del nivel de endeudamiento del país, en un contexto general de aumento masivo del endeudamiento en el África subsahariana, como ha subrayado recientemente el FMI, es sin duda un asunto de gran importancia, una alarma real”.